Padre Andrés María de San José

"En el pasaje de San Juan 12, 8 cuando María lo quiere ungir con el perfume costoso y Judas reclama por desperdiciar este valor, Jesús simplemente dice “déjenla”, lo cual nos asegura que a Jesús le gustan estos detalles de pura gratuidad y que a nosotros que queremos gastar la vida a sus pies también Él le dice al mundo entero: “déjenlos”. Que ningún Judas piense que será un desperdicio o que hay otras cosas más importantes que vivir para Jesús como lo hizo su santísima Madre" 

164239106_3743047529063922_4954671529398018948_n.jpg

Andrés María de San José nació en Girardota, Antioquia, en el corazón de una familia católica y virtuosa. Se formó con la Comunidad de Carmelitas Descalzos de Colombia y allí el Señor despertó su deseo por un estilo de vida donde se integrara la vida contemplativa y la espiritualidad carmelitana con el espíritu de consolación de las almas a través de la acogida; toda una fraternidad en el Corazón de Jesús. Se ordenó como sacerdote en 2005 y ejerció su ministerio durante nueve años en esta Comunidad. Junto con un grupo de tres jóvenes sale de allí a la aventura de fundar la Comunidad de Hermanos Contemplativos del Carmelo a su tierra natal, descubriendo a cada paso a Jesús que se anticipa a su encuentro y a María que conduce sus pasos. Es una historia que Jesús y María Santísima siguen construyendo en este pedacito de cielo.